Vinyes d’en Gabriel – Secret 2015

Garnacha. D.O. Montsant.

Vino tinto joven con ciranza, viñas de 45 años

  • Suelo: Arcilloso-calcáreo / Gravas en la superficie / Cantos rodados
  • Material de vinificación: Acero inoxidable
  • Período de crianza: 8 meses
  • Clarificación y filtración: Embotellado sin filtrar ni clarificar

Una historia que empieza hace más de 150 años, el día en que el abuelo Joan Rofes planta las primeras viñas de la Casa Gabriel de Darmós, con la ilusión intacta heredada de sus descendientes.

La historia.

Para explicar esta larga historia debemos remontarnos al siglo XIX: veremos al abuelo Joan Rofes, heredero de la Casa Gabriel de Darmós, iniciar la actividad vinícola, plantando sus propias viñas de una en una y elaborando los vinos en la planta baja de su propio hogar.

El abuelo Joan era un hombre fuerte, trabajador y un interlocutor convencido con la tierra que acogería sus cepas y sus frutos generación tras generación. Por aquel entonces ya cultivaba la tierra de forma orgánica, prestando atención a los ciclos y con la convicción de que sólo se debía escuchar a lo que las tierras y las cepas dictaban para conseguir una buena producción.

Sus descendientes adoptaron esta convicción que con los años y el crecimiento de la bodega se trasladó de los bajos de la casa a un local más amplio en el centro de Darmós.

Nunca en los más de 150 años de existencia de la Bodega se han utilizado productos químicos para tratar o potenciar la producción de nuestras viñas. Ofreciendo como resultado una tierra vigorosa, sana y sabia que nosotros hoy en día tratamos con el mismo respeto que durante los primeros días de vida de la Casa Gabriel.

Esfuerzo y dificultades que han desembocado en una recompensa muy valiosa: a principios del siglo XXI, Josep Mª Anguera, la cuarta generación, consolida la antigua bodega en la forma de las Vinyes d’en Gabriel actuales. Con instalaciones nuevas, espaciosas y preparadas, pero siempre con la vista puesta en los inicios de la casa solariega.

Un sueño donde la perseverancia, el trabajo diario en el campo y la unión con el diálogo de la tierra ha permitido que hoy les presentemos unos vinos honestos, expresivos y genuinamente auténticos.